Directrices para el Contrato de Obra o Servicio Determinado dentro del Giro del Negocio

El 30 de julio de 2020, el Ministerio del Trabajo emitió el Acuerdo Ministerial No. MDT-2020-136, que señala las directrices que regulan el contrato de trabajo por obra o servicio determinado dentro del giro de negocio. Cabe destacar que este tipo de contratos se encuentra regulado en los artículos 11 y 16.1 del Código del Trabajo.

Dentro del presente acuerdo ministerial podemos puntualizar los puntos más relevantes del mismo:

¿A qué actividades y a quiénes aplica el contrato de trabajo por obra o servicio?

Se podrá contratar personal destinado a la ejecución de obras específicas o a la prestación de servicios dentro de: labores propias, habituales o no habituales; correspondientes al proceso productivo del empleador.

Además este tipo de contrato regirá para los trabajadores y empleadores en ejecución de obras o prestación de servicios: a) dentro de proyectos del Estado ecuatoriano; b) en programas y proyectos de servicios a grupos de atención prioritaria, vulnerable o en situación de riesgo o que requieran servicios de protección especial ante situaciones de vulneración de derechos en las áreas de desarrollo infantil, servicios de atención de personas adultas mayores, servicios de atención a personas con discapacidades o servicios de protección especial que desarrolla el Ministerio de Inclusión Económica y Social de sus cooperantes.

¿Cuáles son los requisitos y formalidades que debe cumplir el contrato por obra o servicios?

El contrato por obra o servicio determinado debe celebrarse por escrito y cumpliendo las formalidades establecidas en el Art. 21 del Código del Trabajo. Es importante indicar que para la primera contratación se podrá fijar un período de prueba. Así mismo, debe registrarse en el sistema SUT, dentro del término de quince días desde su suscripción.

¿Cuál es la vigencia del contrato por obra o servicio determinado?

La vigencia de este tipo de contratos, será por el tiempo que dure:

  1. La prestación del servicio determinado;
  2. La ejecución de la obra y/o proyecto específico;
  3. La actividad de servicios complementarios y/o el contrato entre el usuario y el proveedor de la actividad de servicios complementarios.

¿Cómo es la terminación de este tipo de contrato?

En la terminación de este tipo de contratos una vez concluida la obra o el servicio determinado, se deberá liquidar al trabajador y pagar la bonificación por desahucio (de acuerdo al Art. 185 del Código del Trabajo, se deberá bonificar al trabajador con el veinticinco por ciento del equivalente a la última remuneración mensual por cada uno de los años de servicios prestados a la misma empresa o empleador).

Además de lo antes señalado, a este contrato se le aplicarán las causales para el visto bueno y de terminación de contrato de acuerdo con lo establecido en el Código del Trabajo, en sus artículos 169, 172 y 173.

¿Cómo es la remuneración?

La remuneración para estos contratos no puede ser menor al salario básico unificado o mínimo sectorial, determinados para jornada completa o su proporcional para jornada parcial. Se podrá pagar de manera diaria, semanal, quincenal o mensual; y las aportaciones a la seguridad social y demás beneficios de ley se pagarán sobre la jornada y remuneración acordada con el trabajador.

Llamados posteriores a los trabajadores dentro de estos contratos. ¿Qué reglas aplican?

Dentro de los llamados posteriores al primero, se deben aplicar lo siguiente:

  1. Las partes podrán acordar nuevas condiciones salariales y/o laborales.
  2. Caducará la obligación del empleador de realizar posteriores llamados en el plazo de seis meses, desde la culminación del proyecto para el cual se contrató al trabajador bajo la modalidad de obra o servicio determinado.
  3. No aplicará la obligación para el patrono de realizar nuevos llamados, si la relación laboral terminó por causas distintas a la conclusión de la obra o del servicio determinado; si no existe necesidad de realizar otro llamado; si el perfil del trabajador no se ajusta a las necesidades del empleador; o si caducó el plazo para realizar un nuevo llamado.
  4. Si al realizar un nuevo llamado, la cantidad de puestos de trabajo es inferior al número de trabajadores que deben ser llamados, los trabajadores que no fueron convocados no pierden su derecho. Por tanto, debe existir la necesidad de cubrir plazas de trabajo de acuerdo a su perfil y durante la vigencia de la obligación de realizar llamados.
  5. En caso de que se llame a un trabajador y este no acude al lugar que fue convocado en el plazo de 7 días, quedará sin efecto la obligación de llamarlo para futuras ocasiones.
  6. En el caso de existir plazas de trabajos disponibles acorde al perfil del trabajador y este no fuese llamado para prestar servicios, se configura el despido intempestivo y el trabajador tendrá derecho a las indemnizaciones previstas en el Código del Trabajo.
  7. El trabajador podrá prestar sus servicios para otro empleador y modalidad contractual, durante la vigencia del contrato por obra o servicio determinado dentro del giro del negocio, siempre y cuando las modalidades laborales sean compatibles entre sí.

Corresponde al Ministerio del Trabajo realizar controles y verificaciones de cumplimiento de este acuerdo.

El presente acuerdo ministerial entró en vigencia el día de hoy, con independencia de su publicación en el Registro Oficial.

Pueden acceder al Acuerdo Ministerial Nro. MDT-2020-136, aquí.

Nota: Este es un documento informativo, no constituye asesoría u opinión legal.